// CAMINANDO ENTRE SETAS Y HONGOS //

¿Qué vamos a ver?

La considerable extensión que ocupa la masa boscosa en la Sierra de Albarracín es propicia para la proliferación de una gran variedad de setas y hongos en cualquiera de sus diversos ambientes forestales. En un sinfín de bosques de pinos y robles, zonas de prado y de ribera se pueden recoger distintos tipos de setas. Sin embargo, sobresale un lugar, que es al que le dedicamos nuestra ruta para recolectores, el pinar albar y silicicota que cubre el macizo del Tremedal. Y una seta por excelencia, el “hongo porro”, un boleto que año tras año atrae el interés de multitud de amantes de la micología.

Descargas
iconoFICHA1iconoFICHA2

iconoTRAKS1iconoTRAKS2