// EL PAISAJE OLVIDADO DE LA SIERRA //


¿Qué vamos a ver?

La estepa de la Sierra de Albarracín se dibuja como un paisaje antropizado, de gran vocación agrícola y ganadera. Sus formas, luminosas y diáfanas, están dominadas por una cobertura vegetal escasa y de porte achaparrado. Tradicionalmente, el paisaje estepario ha sido denostado precisamente por esa ausencia de formaciones arbóreas. Sin embargo, dejando de lado esos prejuicios injustificados, la estepa se presenta como un ecosistema singular y de gran valor ecológico en el que flora y fauna son ejemplo de adaptación a las difíciles condiciones ambientales del lugar.

Descargas
iconoFICHA1iconoFICHA2

iconoTRAKS1iconoTRAKS2